Katy, la gata asesina (Capitulo 7: Verdad, dolor y muerte)

Buenas! Os traigo un capitulo de mis historia, que por cierto es un capitulo triste (solamente con nombre se intuye)  el final es mundo a uno esto con una música triste sonando de fondo e imaginando la escena a uno le dan casi hasta ganas de llorar... Bueno no digo nada mas y dejo que lo veáis vosotros...
 
Capitulo 7: Verdad, dolor y  muerte
 
 Katy se tapo sus orejas con las manos, no querían que nadie las viera, no le gustaba…
-No las escondas, gatita. -dijo el rubio con cierta burla en su voz. -Si son muy bonita, demuestra lo que eres. -se echó a reír. 
Katy le lanzó una mirada asesina, no soportaba que se burlaran de ella por lo que era o tenía, ella no era normal y sabía perfectamente lo que era, no le gustaba que se lo recordará… el rubio dejo de reír y la miro fijamente serio…
-Esa mirada… -empezó. La mirada de Katy estaba cargada de odio y asustaba, al rubio le recordó a una persona. - Bueno… entremos, si no Simon se cabreará conmigo por tardar…
-Si, señor. - dijo el otro hombre obligando a levantarse a Katy y empujándola hacía la puerta.
-Ven, asesino te daremos el dinero… -dijo el rubio a Dāku, y le hizo un gesto para que le siguiera…
Todo avanzaron a través de la puerta y por el pasillo, giraron y siguieron por el pasillo al que daba y que al final volvía a girar 90º a la derecha, a la izquierda del pasillo estaba los vestuarios, avanzaron por ese pasillo y volvieron a girar al final, el pasillos daba a un enorme polideportivo, donde se encontraban todos los alumnos sentados en el suelo amenazados y siendo apuntados con armas por aquellos hombres, todos miraba a Katy, ella se sintió incomoda, además sus orejas estaban al descubierto, pero ella decidió no tapárselas, ya después de todo le daba igual. En el techo había un gran agujero y debajo de agujero un helicóptero… Del helicóptero salio un hombre de unos 50 años que parecía estar en buena forma, vestido con un traje negro y con el pelo canoso, nada mas verlos sonrió y echó a andar hacia ellos…
-Veo que por fin haces bien tu trabajo, Iván… -dijo refiriéndose al rubio.
-Cállate Simon… -protesto el rubio, Iván. -Siempre he hecho bien mi trabajo… solo he tenido una mala racha… -miró a otro lado, mientras Simon soltó un pequeña risa.
-Eso no es lo que dice tu padre… Bueno.. -se aclaró la garganta. -Vamos a lo importante… Parece que hemos recuperado a nuestro experimento… -de repente cuando Simon se estaba acercando a Katy, Dāku salió de detrás y se puso en medio, delante de ella, Katy tuvo una mínima esperanza de que la salvaría.
-No la tendríais sin mi…- dijo con su voz fría.- Quiero el dinero que me ha prometido. -Dijo señalando a Iván.
Simon le miro molesto… Y Katy agachó la cabeza, había sido un idiota por pensar que la salvaría, su esperanza se fue…
-Ya decía yo que él no habría podido el solo.. Y sabiendo quien eres mejor hacerte caso… Esta bien ¿cuanto es? -Dāku se acercó a el y le susurro la cantidad. -¿¡Tanto?! -le lanzó una mirada asesina a Iván, y suspiro, hizo señas a un hombre que estaba en helicóptero para que se acercará, cuando estaba a su lado, le susurró la cantidad, y el hombre fue al helicóptero y trajo dos maletines y se los dio a Dāku. -Aquí tienes asesino…
-Gracias… -Dāku comprobó el contenido y cuando vio que todo estaba correcto… se dio la vuelta y empezó a andar. -Esta todo en orden… yo ya no pinto nada aquí… me voy.
Dāku se fue rápidamente por el lugar del que habían venido… si Katy tenía una oportunidad de ser salvada se acaba de ir por el pasillo… No sabía porque pero todavía aunque la hubiera traicionado, ella sentía que el la salvaría, pero decidió quitarse eso de la cabeza, se había ido, el solo trabajaba por dinero, estaba claro… la había entregado y se había ido, nada más… ahora seguramente se estaría yendo a su casa..
-Bien, pequeña hace tiempo que no te veo… -dijo Simon.
-¿Nos conocemos? -pregunto Katy extrañada.
-Tu a mi no porque no recuerdas nada porque eras muy pequeña…¿Cuántos años tenías? Tres o así.
-¿Eh?-Katy no entendía nada.
-Verás yo era muy amigo de tu padre, ¿sabías? El te ofreció a nosotros para que experimentáramos contigo ¿sabes? 
Aquellas palabras dejaron en shock a Katy… ¿Qué? Su padre… experimentos… No creía que un padre pudiera hacerle a un hijo eso… ¿Qué clase de ser mas frívolo y despiadado haría eso?
-¿Qué pasa? ¿No te lo crees? Te puedo contar muchas cosas de tu padre, y hasta algunas de tu madre…
-¡Cuenta! -Katy quería saber lo máximo sobre tus padres, aunque no sabía si fiarse pero quería saber algo tener algo con lo que dudar…
-¿Tu tío no te ha dicho nada? -dijo un poco sorprendido.
-¿Mi tío? -Katy estaba extrañada, no conocía a ningún tío suyo.
-¿ni eso te ha dicho? -Eso sorprendió a Simon, pero en seguida sonrió burlescamente. -Ya veo… entonces aquí hay mucho que contar…- sonrió ampliamente con un aire malvado.- La persona con la que vives es tu tío, el hermano de tu padre. -saco un foto de dos hombres, uno vestido como un científico y el otro llevaba una ropa similar a la de Dāku, los dos eran hermanos gemelos, los dos con el pelo negro y los ojos verdes, pero el científico llevaba el pelo corto y el otro llevaba el pelo en una coleta, el de la coleta era su padrastro, sin duda. -El científico es tu padre y el otro tu tío, que era un asesino como el que se acaba de ir.
-Imposible.. -murmuro Katy, no podía creérselo, pero las pruebas estaban en esas foto, llevaba un traje similar al de Dāku  y le reconocía perfectamente, además el otro era igual que él, y supuestamente era su padre… Katy empezó a creer en la palabras de aquel hombre. -¿y mi madre?
-¿Tu madre? Ella era una asesina también, tu padre y tu madre se conocieron a través de tu tío…
-Asesina… -murmuro Katy.
-Una de las mejores, una de las más despiadadas, no te han contado nada ¿verdad? Tu medre mató a tu padre después de que él te entregará a nosotros… y tres años después vino a por ti, pero en el intentó de sacarte de nuestra organización murió….
Katy no tenía palabras, no podía ser cierto todo aquello… solo tenía una pregunta en mente…
-¿Por qué? -murmuro con lágrimas en los ojos.- ¿Por qué me hicisteis todo esto? -subió un poco el tomo cabreada.
-Porque queríamos desarrollar un humano mas capacitado para el combate… y tu eras la mejor opción, bueno tenemos que irnos.
Hizo una señal al de atrás, y este le dio un pequeño empujón a Katy para que empezará a andar, ella echo a andar, un poco en shock, todo lo que le acaban de contar la había dejado así… De repente se oyó un “¡Soltadla!” que la sacó del shock, miró hacía el lugar de donde había venido la voz, y se encontró a Nana de pie, había sido ella la que había gritado, Katy se paró observándola y los que iban con ella también.
-Katy, tienes que huir, por favor. -empezó a andar hacía ella.
-Nana… -murmuro Katy.
Nana estaba muy cerca de Katy cuando de repente te oyó un disparo, y Nana calló al suelo bocabajo y en el suelo se empezó a formar un chaco de sangre.
-¡NANA! -gritó Katy mientras se echaba a correr hacía ella, llorando.
Katy se sentó al lado de Nana, la dio la vuelta y la abrazó fuerte, manchándose ella de sangre, la abrazaba fuerte mientras decía su nombre entre lágrimas.
-Debes… escapar… -dijo Nana casi sin fuerzas. -Vete.. Por favor… -tosió sangre.
-Nana… ¿y tu? -dijo apartándola un poco para ver su rostro, estaba empezando a poner se mas pálida de lo que ella era.
-Yo… ya no tengo salvación… pero tu si.. Corre… vete por favor. -dijo Nana con lagrimas en los ojos, empezaba a sentir frío y sueño, a parte del dolor que ya sentía.
-No puedo dejarte, eres mi amiga y… -se le quebró la voz, las lágrimas de Katy empezaron a caer sobre el rostro de Nana.
-Por eso… eres mi mejor amiga… no quiero que te pase nada malo. -Nana sonrío y dos lagrimas resbalaron por su rostro. -Contigo he pasado mis mejores momentos. -dijo Nana recordando todo lo que habían pasado juntas. -Gracias por todo amiga. -dijo cerrando los ojos y con una gran sonrisa, en ese momento su vida llegó a su fin.
-Nana… -la llamo Katy balanceándola un poco.. -¡No! ¿Nana? - la llamó  y empezó balancearla mas fuerte, sus ojos se llenaron de más lagrimas y la dejo en él suelo. -¡NANAAA! -gritó llorando.
¿Que tal? Triste, ¿verdad? Bueno espero que os haya gustado

Katy, la gata asesina (Capitulo 6: La traición)

Os traigo el capitulo 6 de Katy, Capitulo 6 jeje poco a poco voy avanzando en la historia, y no es porque soy la escritora de eso, pero me parece que se esta tomando un rato, y mas que un raro interesante..... Venga no me enrollo mucho y os dejo con el capitulo... espero que os guste 

Capitulo 6: La traición
 
Katy estaba bien escondida, y cuando Dāku se aseguro de ello decidió empezar a actuar. Lazó tres cuchillos con una cuerda atados a ellos, se subió un poco la manga derecha, y se vio que en el brazo llevaba una aparato del que salía la cuerda, agarró la cuerda, apoyó un pie en la pared al lado de la puerta, y empezó a subir por la pared hasta el techo… cuando llegó arriba del todo, quito un cuchillo del techo y lo clavó con fuerza en la pared por debajo de él y lo mismo hizo con otro de lo que había antes en el techo… Apoyó cada pie en un cuchillo y con la cuerda formaba una especie de jaula segura pero de la cual era fácil salir… Acto seguido empezó a rebuscar algo en su chaqueta negra y saco una pelota normal de tenis, la lazó contra la pared flojo pero con la suficiente fuerza para que rebotará y golpeará la puerta que daba al patio, los hombres que estaban al otro lado entraron en el edificio alertados, y en cuanto Dāku vio su oportunidad, salió de la jaulas de cuerdas cayendo sobre uno y rápidamente nada mas caer se abalanzó sobre el otro y le degolló el cuello, en seguida hizo lo mismo con el que estaba en él suelo inconsciente por la caída de Dāku. Katy observó la escena con un poco de miedo y aliviada a la vez, era cierto que Dāku era increíble pero asustaba al mismo tiempo. Eso era un asesino. Él le hizo señas para que ella se acercará, y lo hizo cuanto llego le pregunto mirando los cadáveres: 
-¿Era necesario que lo matarás? 
-Si, ellos tampoco habrían dudado en matarme a mi, además ese es mi trabajo.
-Pero uno ya estaba inconsciente en el suelo, no era necesario…
-Gata idiota… -dijo dándole la espalda y empezando a caminar. -Vamos…
A Katy eso le sentó mal, no le gustaba esa manera en la que la trataba y su actitud  y muchas otras cosas de él la disgustaban, pero no sabía porque había una parte de ella a la que le gustaba todo eso, y le atraía aquel royo de asesino, por alguna razón se sentía segura a su lado… confiaba en él de alguna manera… pero no sabía que esa confianza se vería traicionada por un tiempo…
Katy decidió seguir a Dāku, un poco molesta pero no le quedaba otra, estaba preocupada por su amiga… avanzaron rápidamente por en línea recta por el patio, ya que el edificio que era el polideportivo, estaba justo enfrente bajando unas escaleras, era un edificio enorme al igual que el patio por el que avanzaban, les sorprendió al no ver a nadie en la puerta vigilando, cuando llegaron a la puerta Dāku le dijo a Katy que esperara allí y se deslizó por la puerta dentro del edificio… 
Dāku nada más entrar se encontró con unos cuatro hombres armados apuntándole, pero aquello no le asusto rápidamente se abalanzó sobre ellos asesinándoles a uno tras otro, después se fijo en donde estaba, la habitación era un cuadrado y enfrente de la puerta por la que había entrado estaba otra de cristal  y a través de ella se veía un pasillo que giraba noventa grados a la izquierda. Dāku decidió salir en busca de Katy… 
 
Katy esperaba sentada contra la pared un poco nerviosa, no entendía ¿Por qué en cuanto Dāku había entrado por es puerta estaba tan nerviosa y preocupada? ¿Acaso se sentía insegura al no tener al asesino para protegerla? ¿Por qué dependía y se fiaba tanto de él? ¿Estaba también preocupada por si le había pasado algo? La ultima pregunta pensó que era tonta, seguro que estaba bien, ya había visto de lo que era capaz, sin duda era un gran asesino, y parecía tener su edad o un año mas como mucho, ¿desde cuándo se habría estado entrenando para ser así? La verdad es que el era muy misterioso, seguro que no le diría nada si le preguntase… Estaba sentada y pensativa. Cuando notó una mano en el hombro, miro y era uno de aquellos hombres, iba a chillar pero le tapo la boca, con su mano libre en la otra llevaba un revolver y en la espalda un rifle, le apuntó con el revolver y le dijo:
-Estate quieta niña o te disparo, vas a venir conmigo…
Katy asintió rápidamente y se levantó mientras el hombre no dejaba de apuntarle…
 
-¿A dónde vas?  -Dāku se detuvo en seguida antes de llegar a la puerta. -Eres un asesino muy bueno pero muy confiado… -enseguida se giró y vio a un hombre apuntándole con un pistola, vestía con ropas de camuflaje, era  rubio y de ojos claros, no era igual que los otros hombres se le veía mas capacitado… 
-¿Quién eres? ¿Qué quieres? 
-Soy el que dirige a todos estos hombres de aquí, claramente solo estoy una rango mas por encima de ellos y hay otro con un rango mas que yo dentro…
-Ya veo.. Aún así no tengo miedo, espero que no creyeras que lo iba a tener…
-No, esto es justo lo que me esperaba del malvado de “Los Hermanos Opuestos” Los gemelos asesinos mas capacitados desde niños y tan opuestos entre ellos… ¿Cómo esta tu hermano?
-Ese idiota esta perfectamente, pero ese no es el asunto ¿verdad?¿Que quieres? ¿Por qué no me has matado ya?
-A parte porque dudo que aunque lo intentará no pudiera matarte, quiero negociar contigo…
-Adelante, te escucho…
-Te pagaré el doble o el triple si quieres de lo que te han pagado si dejas a esa chica tirada y te largas, a parte quiero que me digas que sabes de ella…
Dāku tiro al suelo unos cuantos cuchillos que llevaba encima y empezó a caminar hacía él…
-Acepto.
-Esta bien, pero mas te vale estar seguro de lo que hacer. -dijo sonriendo.
La puerta se que daba al patio se abrió y entraron Katy y el hombre que le apuntaba con un revolver, Ella estaba muy asustada y confusa, había escuchado lo que había dicho, Dāku se giro, los vio y ni su actitud ni nada hizo ningún cambio, ni se quejo ni nada, solo la miraba con esos ojos rojos y vacíos de cualquier sentimiento, Katy le pregunto un poco enfada y asustada a la vez.
-¿Me vas a traicionar? 
-Claro, yo trabajo por dinero, y si me pagan el triple acepto, así somos los asesinos, nosotros no somos héroes, mas bien que casi somos todo lo contrario, creo que te lo he demostrado…
Katy empezó a llorar, se sentía dolida y traicionada, ¿por qué había confiado en él? No debía haberlo hecho, y tampoco debería haber venido hasta aquí… Se dobló sobre sus rodillas intentando no llorar y sin éxito…
-Ya veo.. Así que este es Dāku el de “Los Hermanos Opuestos” -dijo el rubio de camuflaje riéndose. -Eres tan malvado hasta que haces llorar a la chica -dijo con cierta burla.
-¿Los Hermanos Opuestos? -pregunto Katy extrañada.
-¿No los conoces?-preguntó el rubio y Katy negó con la cabeza. -Son los mejores asesinos que existen a pesar de tener solo 13 años -”solo 13” pensó Katy solo tenía un año mas que ella y ya era así…-Son dos hermanos gemelos completamente opuestos, son Heian el bueno y Dāku el malvado… La verdad no me extraña, solo los conocen en el mundillo de los asesinos como ellos…
Katy miraba a Dāku con los ojos tristes…
-No me mires así idiota…
-Una pregunta asesino… ¿es cierto que esta es la “chica-gato” que buscamos?
-Una “chica-gato” si que es, pero no se si es la que buscáis… - se acerco a Katy y le quito el pañuelo de cabeza dejando ver sus orejas.
-Ya veo… si que es ella o al menos eso creo…
Katy no entendía nada, acaba de descubrir algo de Dāku pero ¿Por qué la buscaban?
 

Masters of Beast (Capitulo 1: Una mañana un poco especial )

 
Buenas! Hoy en un rato libre pues me he puesto a escribir, y bueno decidí que sería la de "Masters of Beast" y aquí esta lo que he hecho, el capitulo uno, me ha tomado un buen rato escribirlo así que espero que lo lean y les guste... Pero antes de leer el capitulo deberíais leer el prólogo si no lo habéis hecho ya, así que aquí lo dejo -> http://dibujando.net/blog/emp-ray/masters-of-beast-prologo-53329 y bueno para que enrollarse mas... aquí se lo dejo...
 
1. Una mañana un poco especial 

Son las 7:00 de la mañana, el despertador suena en la mesita de noche. Una mano sale de debajo de las sabanas de la cama y lo apaga. Una chica de cabellos rojizos y ojos oscuros se levanta de la cama bostezando, lleva unos pantalones rojos y una camiseta de pijama ambas prendas con llamas de fuego dibujadas las mangas son del mismo rojo intenso que los pantalones, y pisando una gran alfombra roja sobre el suelo de madera, pasa al lado de una cómoda roja con un espejo encima que a un lado ve su póster preferido, un fénix con las alas abiertas, observa su cómoda roja y su gran armario de cuatro puertas a juego con el resto de muebles. Sale y se dirige a la puerta de al lado, el baño, va directa a lavarse la cara, se la seca y coge un peine que había sobre el lavabo que era de un blanco limpio al igual que el resto de los elementos del baño, incluidas las baldosas aun que esas tenían ya dibujos como de olas. Volvió a su cuarto dejo el  peine sobre la cómoda y empezó a rebuscar entre los cajones, saco una camiseta blanca con un canario y la tiro sobre su cama desecha, luego fue al armario y sacó unos vaqueros claros y una sudadera roja, se cambió rápido, llamaron a la puerta de su habitación cuando estaba subiendo la cremallera de la sudadera.
-¿Si? - dijo ella terminado de subirla hasta la altura del pecho.
Su madre entró por la puerta.
-¿Estas despierta? - dijo sorprendida. -no hacía falta que te levantarás tan pronto, yo venía a despertarte y  despedirme porque me voy a trabajar, ya sabes deja todo apagado y cierra la puerta, ¡ah! Y no…
-Si, mama no llegaré tarde. -dijo con tono obediente cortando a su madre.
-Eso, bueno Faia cariño me voy. -la dio dos besos y se fue, Faia la oyó como caminaba acto seguido el ruido de las llaves, la puerta al abrirse y luego cerrarse. Después de eso cogió el peine y se empezó a peinarse sus cabellos rojizos, cuando acabó, fue a dejar el peine en el baño, volvió a su habitación y rebuscó entre su abrigos uno que le pegase, al  final después de pensarlo durante un rato cogió su abrigo negro y lo puso sobre  el respaldo de la silla de su escritorio, cogió su mochila, preparada del día anterior, sobre la silla, la mochila era blanca con algún garabato y alguna llama dibujada por ella… después se puso ha hacer la cama… Cuando acabo miró el reloj, eran las 7:30, ella entraba dentro de una hora a clase, su estomago rugió entonces decidió ir a la cocina a prepararse el desayuno, cuando llego fue directa al frigorífico, sacó la leche y la puso sobre la encimera, que tenía un aspecto como de mármol, abrió uno de los armarios marrones de arriba que estaban pegado a la pared, y sacó un vaso, abrió la puerta de armario siguiente y casó unas galletas, se preparo el desayuno y se lo comió, cuando acabo fregó el vaso y guardó todo y fue a su habitación, miro el reloj de su mesita, y vio que era las 7:51, se puso su abrigo y la mochila, y cogió las llaves, su móvil y unos cascos que estaba sobre la cómoda, enchufó los cascos al móvil, se puso uno, y puso música, guardo su móvil en el bolsillo del abrigo, y se dirigió hacía la puerta, y salió por ella cerrándola con llave a su paso.
Salió a la calle en dirección a su instituto, andaba por las calles si prestar mucha atención a lo que pasaba, iba escuchando música a lo suyo con las manos en los bolsillos de repente oyó un chillido.
-¡APARTA! -era un voz de un chico.
Ella miro hacía arriba, que era de donde venía a voz, y una chico cayó encima suyo tirándola al suelo… Por suerte no se golpeo en la cabeza,  y poco a poco se reincorporó quedándose sentada en el suelo, el chico hizo lo mismo… Ambos estaban un poco doloridos por el choque.
-Podrías haberte quitado… -dijo frotándose la cabeza. - que he avisado. -soltó un quejido de dolor.
-Perdona, pero me has dado poco tiempo de reacción. -dijo en plan reproche.
-Vale, eso ha sido mi culpa… -se disculpo. -Pero muchas rezan por cosas así. -dijo con aires de grandeza.
Eso hizo que Faia se fijará en el, antes no le había reconocido, pero ahora si, el líder y fundador de los héroes del ,momento, aquellos capaces de dominar a las bestias, incluso a la legendarias, los Masters of Beast, él era su líder Drake Ginryou, tenía el pelo plateado y precioso, o al menos eso lo pareció a Faia, y los ojos azules claros, también le parecían preciosos, era muy guapo y estaba en forma, así normal camuchas chicas soñaran con el, y fuera considerado uno de los chicos mas guapo que existen, había oído que era un poco chulo pero caballeroso a la vez, de lo segundo no había visto nada todavía… Pero la chulería era algo que Faia no le gustaba nada…
-¡Dragke Ginryuu! -dijo Faia sin poder creérselo.
-Tu misma lo has dicho -soltó una risilla, se levantó , se sacudió un poco, y sonriendo dulcemente le tendió la mano a Faia. -Le ayudo señorita.
-S-si, gracias… -Faia se puso un poco nerviosa  colorada, realmente era guapo y caballeroso… eso hizo que a Faia empezará a gustarle… pero no podía ser, seguro que el, con tantas detrás suyo, hasta en su mismo grupo, no se fijaría en ella. agarró su mano, se levanto pero al levantarse sitió dolor en su tobillo y se desestabilizó, se iba a volver a caer cuando el la agarró, estaba apoyada contra el. Faia se sentía muy nerviosa y rara nunca le había gustado nadie, pero porque él sí, y tan de repente, si ni siquiera lo conocía mas que en las noticias y demás.
Por su parte él sintió algo raro en ella, como una especie de fuerza dormida… 
-Parece que te has torcido el tobillo… tendré que llevarte al hospital…
-¿Qué? - Faia llegaría tarde a clase. Y además si él la llevaba, todo el mundo la miaría, eso no le gustaba…
-No te preocupes, yo me encargo de todo, lo que haya que pagar, el trasporte,  y todo. - Drake sonrió y de repente la cogió en brazos. -Vamos, yo  te llevo.
-¡Bájame! Que me mirara todo el mundo así… -se quejó Faia
-¿No te gusta que te miren?  -pregunto extrañado.
-No.
-Pues a mi me encanta… Además se tendrá que aguantar, es una emergencia, señorita.
-Me llamo Faia Firebird. -dijo un poco sonrojada y desviando la mirada.
-Pues encantado, señorita Faia… Vamos al hospital. -dijo empezando a caminar hacía el hospital.
Espero que les haya gustado ya volveré a traer otro capitulo por aquí  

Masters of Beast (Prólogo)

Buenas! os traigo el prólogo de una de las ultimas historias que he creado, trata de una chica, Faia Firebird, que se hace amiga de unos chicos que que tienen una bestia en su interior y pueden invocarla, han formado un grupo llamado "Masters of Beast", y su líder es Dragke Ginryuu, es a quien conoce primero Faia y a través de él conoce a los demás.... Y bueno pues luchan contra quien pretenden usar ese poder para el mal y esas cosas, los "Beasts of Shadow" y aquí os dejo el prólogo...
 
“Estoy doblada sobre mí misma, sujetando mis rodillas con mi brazos… Abro lo ojos lentamente, nada, eso es lo que se ve, la nada,  estoy flotando en ella, normalmente alguien en esta situación se asustaría pero yo no… sé que es un sueño, siempre lo tengo, todas las noches… Ahora escucho una voz que me llama: Faia… Faia… Faia… eso dice mientras que yo no me muevo quisiera moveré a hacia esa voz que me llama pero no puedo moverme, por algún extraño motivo que no sé, mi cuerpo está paralizado… Aquella voz es tan cálida y tan salvaje, esa voz no puede ser de una persone,  entonces… ¿Quién o qué me llama cada noche en mis sueños? Tal vez esto no sea un sueño… no de eso estoy segura, porque después de esto me despertaré en mi habitación… Intrigada, sin sabes quién me llama a través de mis sueños y como lo hace…”
 
Espero que le haya gustado 

Páginas


Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando