La Historia de Raúl (Capitulo 3: El plan de huida)

De este capitulo puedo decir que es más interesante y largo es cuando comienza el "enrevesado" plan así que se podrá decir que es cuando Raúl empieza a alterar a todos en el castillo de su tío, así que es más o menos cuando empieza la acción. Espero que guste 

Un rato después mi tío entró en la habitación, vio que no había nadie y fue corriendo a la ventana, se quedó un rato mirando, imagino, como un paracaídas descendía hasta el suelo. Entonces dijo  con voz satisfecha:
-La prueba ha salido como me imaginaba, ha huido, acaba de aterrizar ahora mismo.
Salió a toda prisa de la habitación, dejando la puerta entre abierta, pasado un rato yo salí de debajo de la cama con el pelo revuelto, me lo coloqué un poco y respiré ampliamente “mi plan estaba saliendo bien” pensé, me puse a recordar lo que había sucedido después de sacar el paracaídas del armario:
“Husky estaba en la ventana, en posición para saltar, con el paracaídas puesto. Entonces me preguntó asustado y temblando:
- ¿Estas… seeguro de que…funcionará?
-No eras te el que quería usar el paracaídas. - le dije desde debajo de la cama.
-Si… pero es que es muy alto, no podrías saltar tú. -me dijo más asustado.
-Ya te he explicado varias veces el plan, tienes que saltar tú.
-No me convence mi parte, ¿por qué no cambiamos de plan? - me dijo temblando como un hoja.
-No hay tiempo, además es un plan prefecto, no te pasará nada, te lo aseguro.
-Más te vale. -y dicho esto trago saliva y saltó.
Husky abrió bien el paracaídas, y calló en el suelo, se quedó quieto un momento debajo del paracaídas, no podía ver nada, y un rato después se oyeron unas voces, entre ellas la de mi tío, aunque Husky sabía que debía quedarse allí, le entraron unas ganas terribles de salir corriendo, pero se aguanto y se quedó inmóvil como una estatua, entonces se hizo la luz, la luz escasa que podía haber en aquel sitio, y Husky  vio unos seres complétame negros con forma de Oscuritez, apariencia humana pero con alas de murciélago que salían de su espalda, le rodeaban y en frente de él estaba mi tío mirándolo con sus dos ojos azules oscuro, entonces sopló una pequeña ráfaga de viento que alboroto su pelo negro, y con su voz grave y amenazadora le preguntó:
-¿Dónde demonios está Raúl? Más te vale que seas sincero.
-Raúl…está, está en…
-Date prisa perro, no tengo todo el día.
-Te lo diré, porque después de lo que me ha hecho no se lo puedo perdonar…
-¡Dilo ya! -le gritó mi tío impaciente.
-Ha salido corriendo hacia la zona oeste del pueblo y me ha dejado aquí porque decía que no había tiempo de liberarme del enredo.
-Muy bien. -le dijo satisfecho se dio la vuelta hacia los seres negros y les gritó: -¡Sombras, ya habéis oído! ¡Id a la zona oeste y atrapad a ese muchacho!
-Sí, mi señor. - contestaron los seres llamados Sombras, y desplegaron sus alas y se dirigieron al oeste.
-Y tú, eres un buen perro por eso te dejaré libre, aunque te advierto que aquí no hay posibilidades de supervivencia, buena suerte chucho. -dijo dándose la vuelta, y luego marchándose hacia la zona norte.
Husky se desenredó de las cuerdas y corrió hacia el norte.
Yo, mientras eso sucedía, estaba saliendo de la cama, pero oí voces y pasos, y me metí, las voces decían:
-Hermano, donde dejamos los disfraces. -dijo una voz que parecía de una niña.
-Mm…mira una habitación abierta. -dijo un voz de un niño, oí que los pasos se paraban en la puerta. -¿Qué te parece se los dejamos aquí? Además hay un armario.
-Vale.
Oí como los pasos se acercaban, es decir esos niños habían entrado, tenía fe de que no tardarán mucho en irse, porque sino mi plan fallaría, entonces vi unos pies, por el tamaño los niños debían tener 8 ó 9 años. Levaban unas deportivas negras y azul oscuro. Oí como abrían la puerta del armario, por suerte dejarían algo y se marcharían, pero sentía curiosidad y me asomé, y entonces lo vi, tenían el pelo y los ojos de color azul oscuro, deduce que eran mis primos, estaban metiendo un saco azul oscuro de gran tamaño en el armario, me metí otra vez debajo de la cama, no quería que me vieran. Estaba nervioso y esperando que se fueran, cuando oí algo que me impacto más:
-Hermano, vayámonos al entrenamiento tengo ganas de comenzar.
-Sí, yo también, así podremos dar una paliza a nuestros primos y recuperar el Mundo de la Luz.
Me quedé impresionado mis primos ya entrenaban y a mí me quedaba un año de espera, pero cuantos años podían tener 9 como yo, u 8 no lo sabía la verdad, además querían darme una paliza, eso no es muy relajante, más me valía no encontrármelos.”
Oí como cerraban el armario, salían corriendo de la habitación y cerraban la puerta al hacerlo. Entonces salí de debajo de la cama, estaba aterrorizado, y esperaba no tener que encontrarme a mis primos, porque si no, no contaba con salir ileso, además me llevarían hasta mi tío y de ahí, seguro que no saldría vivo, tragué saliva. Me acerque al armario porque me había parecido oír algo de unos disfraces, lo abrí y dentro estaba el gran saco azul oscuro que les había visto meter a mis primos, lo saqué y lo deje en el suelo delante del armario, desaté la cuerda negra, que estaba atada alrededor de la abertura del saco y la dejé sobre la cama, entonces abrí el saco dentro había un montón de disfraces, lo primero que me llamó la atención, fue una peluca negra, me la puse, mejor tener el pelo negro que azul, llamaría menos la atención, aparte de disfraces de tonos oscuros de todo ser existente, también había pantalones, camisetas, chaquetas faldas, y todo tipo de ropa. Decidí cambiarme de ropa, me quité mi chándal azul, y me puse unos pantalones vaqueros rotos de color negro, una camiseta de color azul oscuro que estaba sucia, y encima un chaleco negro que tenia rotos por casi todos lados me cambie mis playeras azules por otras negras y azules oscuros sucias y muy desgastadas, guarde mi ropa en el saco, cogí la cuerda y la até otra vez como estaba, metí el saco en el armario, lo cerré y salí de la habitación. Salí a un pasillo ancho y largo no podía ver el final ni a la derecha, ni a la izquierda, sólo se veía al final de cada lado oscuridad, tal vez se debía a la poca iluminación, había pocas antorchas con una llama muy débil y estaban muy alejadas unas de otras. Estaba mirando hacia la derecha, cuando sentí una mano en mi hombro, entonces un escalofrío me recorrió la espalda, me di la vuelta y ahí estaba la segunda peor persona con la que me podía encontrar: mi prima, me que petrificado del miedo, ella me miraba con cara de pocos amigos, y con voz seria y fría me preguntó:
-¿Quién eres y que haces aquí? 
¿Que tal? ¿Os ha gustado? ¿Ha qué tenéis intriga por saber lo que pasa? Espero que sí 
 

La Historia de Raúl (Capitulo 2: Hay que escapar del Mundo de la Oscuridad)

Nota: Este capitulo es un poquito mas largo que el anterior así que para leerlo se necesitan dos cosas: 1ª Tiempo y 2ª La intriga que te genera el primer capitulo(si es lo que te genera, también se aceptan otras cosas buenas XD)... así que no se puede leer este capitulo sin haber leído el primero (http://dibujando.net/blog/emp-ray/la-historia-de-raul-capitulo-1-atrapado-en-el-mundo-de-la-oscuridad-33863)
Aquí se lo dejo...
Mi tío nos llevo a mí y al cachorro a una habitación donde había una cama una mesita de noche y un armario, las paredes eran negras, la mesita y el armario eran de color azul oscuro, la cama estaba cubierta por un edredón de cuadros negros y azules oscuros, y al fondo había una ventana con las cortinas azules oscuras, que estaba abierta de par en par, y se podía ver un paisaje lúgubre a través de ella.  Dimos unos pasos hacia el interior lo iba observando todo en busca de cámaras o micrófonos pero no encontré ninguno, y mi tío me dijo:
-Tardaré un rato en tenerlo todo listo para la prueba, quédate aquí y cuando acabe te llamo.
Entonces cerró la puerta de madera vieja que producía un chirrido inaguantable mientras se cerraba. Me dirigí hacia la ventana, porque tenía interés en saber en qué clase de mundo vivían los Oscuritez, y lo que me encontré no fue muy agradable, el cielo estaba cubierto por unas nubes negras que parecían llevar allí toda la vida, todo el suelo era negro como el carbón y tenía grietas por todas partes, los edificios no eran muy altos y tenían grietas algunos estaban medio destruidos y otros destruidos enteros, había cementerios por casi todas partes, signo de que allí había mucha muerte, no podía ver con mucho detalle las calles por la altura de la ventana, que debía ser como cinco pisos, pero podía ver que había gente pidiendo por todas partes, gente tirada por la calle, gente medio moribunda y gente que paseaba como si no los vieran, además pude observar que en los reinos de la Oscuridad, solo hay un pueblo que rodea el castillo, mire un poco más allá del pueblo que se extendía a los pies del castillo para observar la naturaleza, me arrepentí de ello, los árboles estaban marchitos y algunos carbonizados, los lagos estaban contaminados, eso en vez de agua parecía petróleo, me imaginé que allí no podían vivir animales normales.
Me aparte de la ventana, no quería seguir viendo aquello, era horrible, entonces me senté en la cama suspiré, apoyé la cara en las manos y los codos en las rodillas  y pensé en que cuando volviera mi tío y me llevará a aquella maquina, comprobaría que le había mentido, y me mataría, pero entonces noté algo peludo en la mano, mire y era el Husky.
-¿Qué quieres? -le pregunte deprimido.
-No te deprimas, hay que salir de aquí. -me dijo subiéndose a la cama.
-¿Si me dices cómo?
-Tú eres un Lúminis, ¿verdad?
-Sí, ¿por? -le respondí extrañado.
-Los Lúminis tienen alas…                       
-Aaah…eso no funcionará.
-¿Por qué no? ¿Seriamos demasiado visibles y nos atraparían?
-No es por eso…
-¿Entonces?
-Soy el príncipe del agua, tendría que aprender a transformarme primero.
-¡Pos mucho mejor! Utiliza el agua para sacarnos de aquí.
-No sé. -murmure muy bajito.
-¿Qué dices?
-Que no sé –dije subiendo un poco la voz.
-¿Cómo?
-¡QUÉ NO SÉ UTILIZAR EL PODER DEL AGUA, TE QUEDA CLARO! -le grite muy enfadado
-Lo siento, no lo sabía -me dijo asustado y triste.
-No, lo siento yo, es que me siento impotente ante esta situación, se supone que soy el que tiene que proteger a su reino y no puedo ni salir del castillo enemigo. - le dije arrepentido.
-No pasa nada, debí caer en que eres muy pequeño para haber empezado a entrenarte. -me dijo acercándose a mi lado.
-Pero, no debemos rendirnos, hay que salir sino nunca podré entrenarme. -dije  recobrando los ánimos y dando un salto para levantarme de la cama.
-¿Cómo lo hacemos? -me preguntó bajando de un salto también.
Caminé hasta la ventana me asomé para ver a la altura a la que estaba, pero era muy alta como había visto antes, me quede mirando esperando encontrar la forma de bajar, pero me convencí de qué era imposible. Entonces me di la vuelta y vi el armario, aunque sabía que mi tío no era tan tonto como para proporcionarme una manera para salir de allí, me acerque al armario y lo abrí, lo que me encontré dentro no me lo esperaba, era un paracaídas. Entonces todo me había quedado claro, esta era la prueba a la que iba a someter mi tío, la máquina de la cual me había hablado no existía o no estaba disponible, tenía dos opciones: escaparme y demostrarle a mi tío que no estaba de su parte o no escaparme y quedarme en aquel oscuro mundo de dolor y muerte, las dos me parecían horribles, porque si me pillaba mi tío me mataría, pero tampoco quería quedarme en aquel sitio. Pero entonces ¿qué podía hacer?

-Raúl. -me dijo el Husky.
-¿Qué?
-A que esperas, coge el paracaídas y larguémonos de aquí.
-Espera esto… ¿Cómo te llamas, por cierto?
-No tengo nombre, ni padres, ni nada…
-Pobre…que te parece que si salimos de aquí, te vengas a vivir conmigo y mi hermana.
-¿En serio? - me pregunto emocionado
-Sí.
-¡Bien!
-Pues te tendré que ponerte un nombre.
-Cuidadito con el que elijes.
-Mm… ¡ya sé! Te llamarás Husky.
-Mm…me gusta y tiene sentido, y ahora coge el paracaídas y escapémonos.
-Estoy pensando en algo... pero no debería hacer eso.
-¿Qué?
-Es una prueba, si me voy le demostraré que le he mentido.
-¿Entonces vas a quedarte aquí?
-Ni en broma... -dijo Raúl con una risilla. -Me parece que he encontrado el plan perfecto para salir de aquí...
-En que has pensado.
-Ven aquí, acércate. -el se me acercó y entonces yo le susurré al oído el plan para escapar.
Esto es todo por ahora espero que les haya gustado... 

La Historia de Raúl (Capitulo 1: Atrapado en el Mundo de la Oscuridad)

"Es el primer capitulo de una historia que esta dentro de Los Guerreros De La Luz... es una historia que cuenta Raúl en primera persona, digamos que es un recuerdo de una experiencia que tuvo y que le ha enseñado a ser más cauteloso y tranquilo... Este es un poco corto pero los siguientes son bastantes, es decir muchísimo más largos. Espero que les guste"
Todo comenzó a mediados de este año… iba de camino al Reino de la Luz, con mi madre y mi hermana, cuando vi un cachorro en medio del camino, mi hermana le agarró la mano a mi madre y se quedó a su lado, y yo me acerque al cachorro que era un Husky Siberiano, entonces se abrió una grieta que partió el camino en dos separándonos al cachorro y a mí, de mi madre y mi hermana entonces agarré al cachorro fuerte y empezó a llover con mucha intensidad, me fije que era agua contaminada entonces mire a mi madre y a mi hermana que tenían una cara de susto muy grande entonces note que había alguien detrás de mí, me asusté y me di la vuelta lentamente y vi a mi tío detrás de mí. Entonces me dio un golpe en la cabeza que me dejo inconsciente…
Lo siguiente que recuerdo es que… estaba en una especie de cuarto oscuro, no veía nada solo escuchaba voces una era la de mi tío que decía: “¿Están todas las maquinas listas?” y otra voz masculina que le contestaba: “Claro desde la más antigua del siglo XVI que solo hace un poco de daño hasta la más actual y dañina, ¿cómo está el chaval?” y mi tío respondió: “Inconsciente y demasiado vivo para mi gusto” entonces yo trague saliva y seguí escuchando lo que decía mi tío: “Espero que nos diga algunas salidas secretas por la que salen los príncipes, si hay un ataque Oscuritez.” Y la otra voz otra vez parecía un poco dudosa cuando decía: “No sé, no sé, puede que no nos lo diga y muera en un de nuestras máquinas” y mi tío se reía a carcajada limpia y decía: “Eso da igual, si cuando nos lo diga lo  voy a matar igual y si se muere en el proceso cojo a su hermana y listo” y la otra voz seguía teniendo un tono de preocupación: “¿Y si su hermana también muere? Y mi tío se volvió a reír a carcajada limpia y dijo:”Crees que un reino sin príncipes, que son los únicos que pueden transformarse, puede hacer algo” la otra voz empezó a reírse y dijo:”Pues es verdad, ja, ja, cuando se despierte empezamos” y los dos se empezaron a reír a carcajadas…
Después noté algo peludo a mi lado y era Husky, el cachorro, y me preguntó bajito: “¿Estas despierto?” y yo le respondí igual de bajito: “Sí, tenemos que salir de aquí enseguida” él respondió: “Ya... ¿pero cómo?”y le dije pensativo"No lo sé, no lo sé" yo me quedé intentando averiguar cómo salir de allí, pensé que si fingía que estaba de su lado conseguiría tiempo para saber cómo escapar, pero mi tío no era tonto no seria fácil engañarle… de repente se oyó un agudo chirrido y una luz no muy clara penetró en el cuarto y me cegó un poco, pero enseguida me acostumbre y vi a mi tío, que estaba en lo que debería ser el umbral de la puerta, que me miraba con una sonrisa maliciosa, entonces no me quedaba otra opción, tenía que ganar tiempo, encontré el valor para decir con un tono no muy amable: “Hola, queridísimo tío, tenía ganas de verte” entonces arqueo una ceja y me pregunto un poco sorprendido: “¿Y eso? ¿Sabes lo que te voy a hacer?” entonces le dije con un toque de maldad: “Lo sé, y por eso te admiro, me gustaría ser como tú, no como mi madre, es demasiado… buena” entonces se rió a carcajadas y dijo: “¿Tú? Si eres un Lúminis, como me vas a admirar, me deberías odiar o sentir pena por mí, ja, ja” y yo dije: “Lo sé, pero, solo soy medio Lúminis” y dijo él: “Aunque eso sea cierto, los humanos son neutros, igual que los demás deberías ir por el camino de la Luz” entonces sonreí lo mas maliciosamente que me permitió mi cara y dije: “Tengo una teoría” él me miro con una expresión de medio alegre y medio sorprendido con un toque malvado: “Entonces... cuéntame tu teoría, sobrino” y dije con aire de malvado: “Vale, te la contaré, cuando todo el mundo se contaminó, yo estaba sentado en una sillita en el jardín, con unas niñeras que se contaminaron y que intentaron matarme, si ellas se contaminaron, ¿por qué yo no?" Entonces mi tío dudó un rato y al parecer me creyó porque me dijo: “Eso lo cambia todo, si quieres podemos comprobar tu teoría tenemos una máquina donde se puede examinar si la gente está contaminada o no, ¿qué te parece? ¿Hacemos la prueba?” entonces me puse serio y pensé: “Si no lo hago me descubrirá, y si lo hago y ve que no estoy contaminado me descubrirá también, y si ve que dudo también, entonces me matará haga lo que haga... ¿qué debo hacer?”  y entonces dije: “Sí, hagamos la prueba".

Los Guerreros De La Luz (Introducción)

Me gustaría presentar una historia que he creado en mi imaginación (para mi opinión es bastante buena) se llama Los Guerreros De La Luz, la cree cuando era pequeña y con el tiempo la he ido reformando y que día a día sigo reformando para que quede mejor... les dejare una introducción a la historia (los sucesos que originaron la situación actual) Espero que guste... 

En un mundo llamado El Mundo De La Luz, donde viven sus angelicales habitantes: los Lúminis, seres con apariencia humana, pero con alas de ángel en el interior de su cuerpo que pueden desplegar a voluntad propia; hubo una disputa por el trono entre hombres y mujeres. Las princesas querían reinar, los príncipes no querían perder el trono. Decidieron celebrar un torneo, el ganador demostraría ser el más fuerte, por lo tanto reinaría. Durante ese torneo, el alma de la Luz (Padre) se contaminó, y surco los cielos contaminando a todos los que no estaban bajo un techo, los contaminados intentaron acabar con los Lúminis, para quedarse con el Mundo de la Luz, pero no lo consiguieron. Algunos príncipes escaparon a la Tierra a través de los portales que quedaren muy gravemente dañados, y que todavía no han podido reparar porque les falta una pieza de años de elaboración, que está casi acabada. A la lucha entre los  Lúminis y los contaminados, llamados más tarde Oscuritez, se la llamó “Guerra Ancestral  De Los Elementos”, después de la guerra, del Reino Psíquico, salió una profecía que decía: “Los príncipes de cuatro reinos restauraran la Luz de los Oscuritez, dominando a su vez el Modo Definitivo, brillarán y destacarán desde pequeños”
 
¿Que os parece la historia? Dejen un comentario con su opinión, por favor, se lo agradecería mucho...
Si quieren saber algo más  aquí las dejo dos enlaces donde se pueden enterar de más:

 http://dibujando.net/dib/los-guerreros-de-la-luz-simbolos-33201
 http://dibujando.net/dib/los-13-reinos-de-la-luz-34399
Personajes:
-Príncipes de la Electricidad:
http://dibujando.net/dib/shaila-electricitatem-32752 
http://dibujando.net/dib/dibujo-en-la-clase-shaila-42692
http://dibujando.net/dib/shaila-en-color-43943
http://dibujando.net/dib/shaila-en-modo-guerrero-34076
http://dibujando.net/dib/roberto-electricitatem-37076
http://dibujando.net/dib/shaila-roberto-32749h
http://dibujando.net/dib/mini-roberto-y-mini-shaila-34095

-Príncipes del Agua:
http://dibujando.net/dib/raul-aquaen-32722
http://dibujando.net/dib/mini-raul-34148
http://dibujando.net/dib/naia-aquaen-35129
-Príncipes de las Plantas:
http://dibujando.net/dib/dahlia-plantaen-33847
http://dibujando.net/dib/ruben-dahlia-33872
-Príncipes del Fuego:
http://dibujando.net/dib/las-chicas-de-fuego-44405
http://dibujando.net/dib/mireia-herida-y-en-medio-de-una-pelea-34752
http://dibujando.net/dib/mireia-rodrigo-32943
-Grupos:
http://dibujando.net/dib/confesion-de-amor-rsterminado-32940
http://dibujando.net/dib/los-guerreros-r-antes-y-despues-del-cambio-37675
http://dibujando.net/dib/mini-naia-mini-dahlia-modo-guerrero-38805

Páginas


Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando